MI NUEVA NOVELA

MI NUEVA NOVELA
Una mezla de novela negra y elementos sobrenaturales que no te dejará indiferente. ¡No te la pierdas!

martes, 28 de abril de 2015

ENTREVISTA A: Jorge R. Plana.

ENTREVISTA A: Jorge R. Plana.



-Antes que nada, quería saludarte Jorge R. Plana. Para aquellos lectores que aún no te conozcan (y para los que no te conozcan demasiado), ¿podrías presentarte en unas líneas?

Bueno, mi nombre ya lo has dicho tú, así que… ¡ya está casi todo hecho! Además de llamarme como me llamo, soy el editor de Pulpture y Ánima Barda, y antes de eso (o a la par) he estudiado Publicidad y Relaciones Públicas en la Universidad Complutense de Madrid.

-¿Cómo fueron tus inicios en la literatura? ¿Puedes hablarnos un poco de ellos?

Ahora igual es cuando se supone que debo decir aquello de «Llevo escribiendo desde los 10 años…». Me temo que en esta ocasión no podré repetir el tópico. La verdad es que no recuerdo claramente cuándo empecé a escribir.

Si te parece, podemos obviar que soy un lector habitual, ya que este es el paso anterior, inmediato y necesario a meterte más en serio con la literatura. Creo que se podría decir que empecé a tomármelo un poco más «en serio» cuando llegó un día en el que dije «Voy a empezar un blog en el que ir escribiendo lo que me apetece escribir». Sí, ese fue el punto de partida. El blog aún existe, no me he molestado en borrarlo, y por ahí lo tengo, olvidado.

Sobre la marcha voy recordando mejor cómo empezó todo más en serio. Me acuerdo que fue cuando tenía entre 13 y 15 años, quizá (en realidad tenía 24. Nah, es broma). Yo era un consumado y habitual jugador de videoconsolas-ordenador y, especialmente, las miniaturas de Warhammer. A raíz de estas aficiones, juntadas con la lectura, me encontré redactando historias de algunas de nuestras partidas, porque me asombraba lo enormemente mal que lo hacía un chico con el que nos juntamos para jugar una campaña. Era horrible, horrible con ganas, y dije «pues lo hago yo».

Aunque, haciendo memoria, también recuerdo que, casi a la par, o quizá antes, surgieron un par de historias con trasfondo común a raíz de nuestras fantasías. Y fue lo típico que dije «¡Hay que escribirlo!», aunque era una parida como una catedral. E intentándolo muy afanosamente creo que fue como verdaderamente brotó el germen de la literatura. O quizá fue eso y el Warhammer. Yo qué sé. El caso es que comencé a escribir. No me preguntes cómo he llegado aquí, porque no sé de dónde vengo ni a dónde voy.

-Hoy vamos a hablar de tu novela “Más allá de la costa nómada”. ¿Qué puedes contarnos sobre ella?

Es una novelita corta que no tiene otra intención que entretener con una historia de espada y brujería de tintes clasicones. No trato tampoco de ser rompedor o inventar nada nuevo, lo único que he intentado perseguir es que la historia no sea excesivamente previsible, cosa que siempre es complicado, pues sin querer solemos tirar a los recursos habituales.

Más allá de la Costa Nómada es la historia de Cleón, un anciano misterioso, y su esclavo, que es quien la cuenta. El pobre va siempre encadenado, arrastrado de acá para allá por Cleón, quien lo arrancó de su tierra para convertirlo en su siervo. Los dos se odian con ese punto de aceptación de quien sabe que no puede prescindir del otro.

El caso es que Cleón y el protagonista se ven empujados, por un motivo que no sabremos, a huir cruzando el mar hasta llegar a la Costa Nómada. Les siguen de cerca los peligrosos asesinos de un rey al que han ofendido, y en la azarosa persecución se verán envueltos, como es de esperar, en más de un problema, pues la Costa Nómada es una tierra antigua y llena de misterios.

Y ya no cuento más.

Ah, bueno, sí. Es una novela de bolsillo, de tan solo 104 páginas, que cuesta la ridiculez de 5 euros e incluye varios bocetos y garabatos hechos por mí, mientras escribía, básicamente porque me gusta tratar de dar forma a cómo me imagino las cosas, aunque sea más o menos.

-¿Qué es lo que te impulsó a escribir esta novela? ¿Cómo nació la idea? ¿Por qué en formato bolsilibro?

Pues me impulsó que me apetecía escribir espada y brujería. Era algo pendiente y que queríamos potenciar en la editorial. Y resulta que, preparando Conjura, me puse a escribir un relato. Y se me fue de las manos tanto que tuve que parar y dejarlo fuera. La parte buena es que Más allá de la Costa Nómada ya estaba hecho, solo había que dar un empujón y terminarlo.

La idea dio muchas vueltas antes de ser esto. Cleón siempre fue Cleón, pero antes él era un poderoso nigromante y le acompañaban dos personajes fruto de su magia, aunque eso no se sabía hasta más adelante. La idea me gustaba mucho, pero llegó un momento en el que me di cuenta de que NO era espada y brujería, así que tuve que rehacer totalmente la historia. El origen de todo creo que fue la idea de que, el que lo contaba, TENÍA que estar esclavizado, por un motivo u otro. Y la verdad que no descarto recuperar a esa otra versión de Cleón para otra historia.

Lo del formato bolsilibro es uno de los «valores» de Pulpture. Queremos recuperar y fomentar la novela de bolsillo, las historias sencillas, baratas, entretenidas y ligeras, que te lees sin especial quebradero de cabeza. Y a eso se debe, simple y llanamente.

-¿Cuáles han sido tus influencias literarias o culturales para escribir la novela “Más allá de la costa nómada”?

Clark A. Smith y Robert Howard, básicamente. Creo que se nota bastante y, si no, ya te digo yo que de ellos me he nutrido para los cánones del género. Porque, claro está, sus obras son las que marcaron el origen del género, así que, a la fuerza, te tienen que influir de una u otra manera (si lo que quieres es hacer espada y brujería, claro). También está Fafhrd, que yo creo que supe de él antes que de Conan, aunque este último, a la postre, tuviera más influencia por el bombo mediático.

Aparte, siempre hay otras cosas que te influyen, aunque ahora no recuerdo ninguna especialmente trascendente. Por ejemplo, físicamente, a Cleón me lo imaginaba como un actor que sale, entre otras producciones, en la serie The Good Wife. Raro, ¿verdad?

-Un poco raro, sí (risas). ¿Qué le dirías al público sobre tu novela?

Que es divertida, ágil y con un final gamberro. Te lo pasarás bien y, si no te lo pasas bien, al menos habrá pasado rápido. Y son 5 euros. ¡5 euros! 4,75 si lo coges en nuestra tienda online. El riesgo es mínimo (y a la gente parece que le está gustando).

-Una curiosidad, ¿tienes algún personaje favorito de tu novela?

No, ¡porque todos mueren! JA JA.

Nah, tranquilos, es una broma sin gracia.

La verdad es que no. Todos me gustan de una u otra manera. De todos haría spin-off, porque todos pueden llegar a tener historias interesantes y divertidas que contar. O eso creo yo.

-¿Cuáles son tus influencias, en general, a la hora de escribir? ¿Tienes algún autor preferido?

Es una pregunta que no puedo responder, por la sencilla cuestión de que soy un inconstante y un voluble, y por lo tanto me influye lo último que acabo de leer/ver/oír. Cuando estaba con Stephen King, todo me sonaba a Stephen King. Cuando hice la Costa Nómada, estaba leyendo a Kull, el rey atlante.

De hecho es lo que hago para prepararme: si quiero escribir un libro de determinado género, me meto para el cuerpo algo en la misma línea, me pongo música relacionada (con la Costa Nómada fue la BSO de Simbad y la princesa) y estoy durante un buen tiempo dándole vueltas al tema y pensándolo todo «en clave de». Luego, al acabar, me desintoxico, dejo un tiempo y reviso el texto, a ver si tiene puto sentido o no.

Y no, porque soy un inconstante y un voluble, no tengo nada preferido. Cada cosa a su tiempo. Aunque si tengo que citar una obra, siempre elijo Fahrenheit 451 (o 90210, porque del número nunca me acuerdo, soy un desastre). 

-Has publicado la novela con tu editorial, que lleva poco tiempo en el negocio: Editorial Pulpture. ¿Qué tal la experiencia?

Bien, porque ha sido como si publicara viniendo de fuera, aunque con un editor menos. Cris y Julio le dieron la revisión que se merecía, especialmente Cris, que se divierte destruyendo mis ilusiones. También se lo pasamos a Felipe Orce, que también debía opinar sin pensar en que me lo decía a mí. Para la próxima, intentando hacer más duro este proceso, creo que se la haré leer firmada con un pseudónimo, para que haya aún menos duda de su imparcialidad.

Y la experiencia de Pulpture está yendo bien, muy satisfactoria en todos los sentidos. Esperamos continuar con esta tendencia ascendente y que sigamos así, creciendo, aprendiendo y trabajando con tanta gente guay y agradable.

No me extiendo más en eso, que se me va de las manos.

-¿Dónde se puede adquirir la novela?

Muy fácil. Tenemos una lista de librerías que trabajan con nosotros (y que podéis consultar aquí: http://pulpture.com/distribucion.php). La gran mayoría tienen ya la novela en sus estantes, pero, si no está, se lo decís, ellos nos la piden y allá que va volando.

También la podéis encontrar en nuestra tienda online: http://www.tiendapulpture.com/tienda/pulpture/m%C3%A1s-all%C3%A1-de-la-costa-n%C3%B3mada/#cc-m-product-11551174227 Allí os la mandamos directamente a casa.

¡Sitios hay de sobra! No pueden decir que no lo ponemos fácil.

-Además de esta novela, hace poco que ha salido una antología de espada y brujería en la que participas, según tengo entendido: “Conjura. Compendio de espada y brujería”, de la misma editorial Pulpture. ¿Qué puedes contarnos sobre esto?

Sí, como te comentaba antes, la historia en principio la construí para Conjura, pero se alargó por encima del límite y hubo que desecharla. Pero lo cierto es que no quedó descartada del todo… Si le echáis un vistazo al relato de Conjura, veréis que hay un indicio bastante claro que relaciona ese relato directamente con Más allá de la Costa Nómada.

Y hablando más sobre Conjura, esta antología ha sido la oportunidad de difundir un poco más el género, que, como ya te he dicho, creemos que confunde bastante al público en general. El límite entre EyB y fantasía es bastante difuso, y los escritores saltan de uno a otro solo con quitar o poner un detalle. La verdad es que al final quedó una antología bastante interesante, con relatos de todo tipo y para todos los gustos.

-Tengo entendido que además de escritor, también eres ilustrador. Cuéntanos un poco como combinas ambas cosas.

Bueno, ilustrador, ilustrador… no diría ilustrador. Sí es cierto que me ocupo de hacer muchas de las ilustraciones y portadas de la editorial, junto con Cris Miguel, que lleva el color mejor que yo, pero no al nivel de llamarme ilustrador de verdad.

Siempre me ha gustado dibujar y no se me ha dado del todo mal. Primero con Ánima Barda, y ahora con la editorial, he potenciado mucho esta habilidad por una mezcla de placer y necesidad. ¡Alguien tiene que hacer dibujos! Y por desgracia no podemos pagar ilustradores. Así que hemos tenido que ir aprendiendo y mejorando poco a poco. Creo que esto es parte del encanto del proyecto, que no escondemos lo poco que sabíamos cuando empezó, hace tres años, que cualquiera puede meterse a ver cómo eran los primeros números, cómo han ido mejorando en calidad visual y de edición. Todo lo hemos tenido que aprender a hacer nosotros, ¡no quedaba otra!

Así que ese es el motivo de que yo ilustre. La verdad es que me gustaría, algún día, formarme algo en el campo, para ganar calidad técnica. Ya llegará, ya llegará.

Y sobre combinar las dos actividades, hay que decir que es muy útil saber manejar un lápiz, ya que puedes dar forma a lo que visualizas en la cabeza con más o menos acierto. Como editor también viene bien, pues sirve para guiar a la gente y que sepan cómo quieres que se hagan las cosas, a la hora de diseñar o ilustrar otra persona.

-Antes de finalizar la entrevista, me gustaría que nos hablaras de tus próximos proyectos literarios, ¿qué puedes contarnos sobre ellos?

¡Poca cosa, me temo! Al menos si te refieres a los míos personales. Estoy con más historias de la Costa Nómada, que me las han pedido varias personas, así como de aquel bolsigrapa noir, Es sólo trabajo, además de todas las cosas que se me van ocurriendo por el camino y tengo que escribir.

Ahora, quizá es más interesante que hable de lo que está a punto de llegar con Pulpture. Tenemos entre manos un bolsigrapa de temática oriental, con una detective china y experta en artes marciales, escrito por Julio M. Freixa, que garantiza un rato lleno de acción y ninjas. Yo me lo pasé pipa.

Después vamos a sacar una historia de ciencia ficción, en el sentido pleno de la palabra. La escribe Pedro Pablo Picazo, y va sobre un mundo futurista donde las empresas tienen la capacidad de patrocinar los sueños. Ya os contaremos más, ya.

Y lo siguiente, además de la antología del certamen que hay en marcha, Blazar, será sacar un librojuego, con tiradas de dados y dos personajes, que estará ambientado en un Miami ficticio y en los años 80.

Y hasta ahí puedo leer.

-¿Algo que quieras añadir?

¡Mejor que no, o habrá que editar la entrevista en una trilogía!

-(Risas) Y, bueno, poco más, muchas gracias por tu tiempo, este blog es tu casa, esperamos poder contar contigo para entrevistas futuras.




PD.: Si te ha gustado esta entrada, no dudes en seguirme a través de Facebook (https://www.facebook.com/ReinosdemiImaginacion), blogger o twitter (@joseherrera301). Y no dudes en comentar y/o compartir la entrada!! 







No hay comentarios:

Publicar un comentario