lunes, 7 de septiembre de 2015

ENTREVISTA A ALBERTO LÓPEZ AROCA.



-Tenemos el honor de entrevistar a Alberto López Aroca, prolífico escritor y mitógrafo creativo, pero sobre todo sherlockiano.
-Buenas tardes, Alberto, encantados de tenerte por aquí. Para aquellos lectores que aún no te conozcan (y para los que no te conozcan demasiado), ¿podrías presentarte en unas líneas?
 
Y en menos. Atención: soy escritor, soy sherlockiano, tengo un gato.

-Hoy estamos aquí por tu labor literaria, ¿cómo fueron tus inicios en la literatura? ¿Puedes hablarnos un poco de ellos?

Supongo que, como todo el mundo, empecé de niño. Antes de que yo aprendiera a escribir, ya le dictaba historias de la Masa y Spiderman y Superman y otros superhéroes a mi hermana Úrsula, que por entonces hacía prácticas de mecanografía en casa. (Las conservo por ahí, pero no se lo digas a Marvel y DC). Desde la adolescencia escribí y publiqué en fanzines que editaba con amigos; el primero fue un tocho de 116 páginas que se llamaba Locos y bufones (1991), y luego trabajamos durante muchos años, hasta hace relativamente poco, en el longevo Fábulas Extrañas, que fundamos Ricardo González y servidor en el 95, y que duró más de cincuenta números. Reconvertimos Fábulas Extrañas en sello editorial y ahí aparecieron mis primeros libros. Después he trabajado con diversas editoriales y ahora, como sabes, he vuelto a publicar por mi cuenta, que es mucho más rentable, pues ahora los anticipos se aproximan peligrosamente a cero, y los autores tenemos hábitos excéntricos y caprichosos (y caros), como comprar el pan, pagar el alquiler, el agua, la luz...

-Te declaras como un mitógrafo creativo, ¿podrías explicarnos un poco en qué consiste la mitografía creativa?

Es un término acuñado por Philip José Farmer en 1972, en su biografía de Lord Greystoke, Tarzan Alive!, aunque en realidad se trata de algo mucho más antiguo. Consiste, básicamente, en considerar que el mundo de la ficción es un único universo compartido por todos los personajes: así, Sherlock Holmes, que vive en el Londres de finales del siglo XIX, puede haberse cruzado en el camino del Conde Drácula, del doctor Jekyll, etc. Además, Farmer estableció una suerte de relaciones “genéticas” entre estos personajes: muchos de ellos, según Farmer, son parientes y pertenecen a una misma familia con docenas de ramificaciones, que van desde los héroes de la Antigüedad hasta otros mucho más modernos, como James Bond o Philip Marlowe. Ese “universo unificado” puede ser distinto del nuestro (como es el caso de The League of Extraordinary Gentlemen de Alan Moore y Kevin O’Neil, o el de la ucronía El Año de Drácula de Kim Newman) o este mismo en el que vivimos (Farmer lo plantea así en sus obras, y yo también en las mías).

-Tengo entendido que eres un sherlockiano empedernido, ¿qué ha supuesto el personaje y el mundo de Sherlock Holmes para ti?

Muchas cosas. Es una pasión, por supuesto. Y me ha dado a conocer no sólo un montón de obras y autores, sino también a un montón de amigos de carne y hueso, que comparten esta pasión. Y por supuesto, también es una vía perfecta para contar muchas de las historias que me rondan por la cabeza. Holmes no es sólo una detective más, sino EL DETECTIVE, el arquetipo al que hacen referencia todos los demás personajes. De modo que, personalmente, prefiero utilizar al original cuando quiero narran un caso detectivesco. Y su universo es tan amplio que me permite tocar cualquier otro género. Esa visión de la Era Victoriana que planteaban Conan Doyle y sus contemporáneos es perfecta para encajar nuevas historias que, en su día, ni siquiera se podrían haber planteado. Hoy día hay montones de autores que también lo consideran así.

-Hoy vamos a hablar de tu novela Charlie Marlow y la rata gigante de Sumatra. ¿Qué puedes contarnos sobre ella?

Que es una novela de Sherlock Holmes y el capitán Charles Marlow. El primero no necesita presentación, y el segundo es el protagonista de El corazón de las tinieblas y alguna otra historia de Joseph Conrad. El corazón... es la novela en la que se basó Coppola para escribir el guión de Apocalypse Now. El caso de la rata gigante de Sumatra es una de las historias Mencionadas Pero No Contadas por el doctor Watson en el Canon Holmesiano. Y es una novela de aventuras, y yo diría que también de horror, en parte. En fin, es difícil hablar de una obra que ya has escrito. De hecho, la escribí para no tener que contarla otra vez. Como todo lo que publico.




-¿Qué es lo que te impulsó a escribir esta novela? ¿Cómo nació la idea?

La cosa venía de lejos y es muy anterior a que escribiera y publicara Sherlock Holmes y los zombis de Camford —cosa que sucedió a finales de 2010—. Una referencia en un artículo de Arn McConnell, quien a día de hoy es director de cine y se hace llamar Craven Lovelace. El artículo de McConnell era un estudio mitográfico creativo sobre King Kong, y había una referencia sobre un vapor volandero que visitó la Isla de la Calavera antes del viaje que se narra en la película de 1933. Esa pequeña referencia fue la base sobre la que construí la novela. Cuando contacté con McConnell para contarle lo que estaba haciendo, se sorprendió y se puso muy contento de que alguien, en un lugar tan lejano como España (él vive en Estados Unidos), se acordara de sus trabajos fanzineros de juventud. Además, toda esta historia implicaba el trabajo de otro amigo suyo, al que también se mencionaba en la referencia del artículo. Los detalles se encuentran en el libro, claro.
Publiqué previamente, en una serie de artículos sobre los agente del Club Diógenes (ya sabes, el curioso club al que pertenece Mycroft Holmes, hermano mayor de Sherlock), un breve estudio sobre Charles Marlow, donde anticipé los acontecimientos de la novela. Ese ensayito se puede leer en mi cuaderno holmesiano Cuaderno de bitácora del Matilda Briggs, de 2006 (y este es el enlace con los detalles para adquirirlo: http://albertolopezaroca.blogspot.com.es/2013/02/cuaderno-de-bitacora-del-matilda-briggs.html).

-¿Cuáles han sido tus influencias literarias o culturales para escribirla? Hemos visto muchísimas referencias a la literatura popular, el comic y el cine en ella. ¿Qué nos puedes contar sobre esto?

Que tienes razón: hay muchas referencias en la novela a mis más diversos vicios, no sólo al tema victoriano. Creo que con las respuestas anteriores, los lectores se harán una idea de por dónde van los tiros...

-¿De qué trata la novela? ¿A qué género literario pertenece?

Como te he dicho, es de aventuras. Y de terror. Y de Sherlock Holmes. Y también de dinosaurios, de científicos locos, de selva profunda, de caníbales... Mejor me dices tú dónde encuadrarla.

-¿Qué le dirías al público sobre tu novela?

Que la compren. Que la lean. A los que ya lo han hecho, les digo: Gracias de todo corazón. Me alegro de que os haya gustado.

-¿Podrías hablarnos un poco del resto de tu obra?

Buffff... he hecho de todo. Tengo, como decía antes, varios cuadernos de estudios holmesianos (que contienen pastiches). He hecho novelas de serie negra, de ciencia ficción, y últimamente ya sabes que estoy escribiendo una serie de novelas también con Sherlock Holmes y diversos personajes de su entorno. Trabajo habitualmente con mi gran amigo Sergio Bleda, dibujante e historietista reconocido internacionalmente, con quien tengo una serie de proyectos pendientes, como una continuación (o precuela, en realidad) de El baile del vampiro, que es una de sus obras más conocidas. Si quieres que te recomiende algo mío, te diré que leas Candy City, que publiqué con Ilarión Ediciones en 2010. Es una novela de serie negra, negrísima, que tiene cierta conexión sherlockiana. Y por supuesto, te recomiendo Los náufragos de Venus, que es precuela y secuela a la vez de Charlie Marlow y la rata gigante de Sumatra.





-Una curiosidad, ¿tienes algún personaje favorito de tu novela?

Hmmmm... Siento debilidad por las apariciones del jorobado Gograh, especialmente cuando grita “¡Aaaaaiiiiiiiieeeeeeeeeee!” Gograh es uno de esos villanos perfectos, una encarnación de la locura más irracional, la cobardía suma, la crueldad más sádica, el cinismo absoluto, la envidia hecha carne... No hay ni un gramo de bondad en él: el Mal destilado y convertido en una criatura fea, estúpida, sucia e insidiosa.

-¿Cuáles son tus influencias, en general, a la hora de escribir? ¿Tienes algún autor preferido?

Mi autor favorito es Alan Moore, cosa que no tiene mérito alguno, porque es un puto genio. Sigo sin terminar de saber cómo hace lo que hace. Y soy fan absoluto de Jim Thompson y de Donald Westlake (sobre todo cuando firmaba como Richard Stark). Y si quieres una alternativa a Lovecraft, sin duda alguna hay que leer a Arthur Machen (sobre todo Los tres impostores; cuando Conan Doyle lo leyó, no pudo dormir. Doyle le dijo a su amigo Jerome K. Jerome que “no volvería a llevarse a Machen a la cama”).

-Esta novela, al igual que el resto de tu obra, la autopublicas. ¿Qué tal la experiencia de la autopublicación?

Debo decir que esto que dices no es exacto. Como ya he explicado, actualmente edito yo mismo mis obras, lo cual no quita para que haya trabajado o vuelva a trabajar por cuenta ajena. En cuanto a la experiencia: en la actualidad es muy distinto a la época en que yo empezaba. Internet lo ha cambiado todo. El contacto con el lector es directo. Es mucho más fácil, y también requiere mucho más tiempo y dedicación. Lo mejor que puedo decir de este sistema es que me permite hacer exactamente lo que me da la gana, como me da la gana. Y que económicamente, para mí, es más rentable que trabajar para un editor.

-¿Dónde podemos adquirir esta novela, y el resto de tus obras?

Las obras que publico yo, las sirvo por correo postal, firmadas y dedicadas, y no cobro gastos de envío dentro de España. Tengo una tienda virtual en http://albertolopezaroca.blogspot.com.es/, aunque también se pueden encontrar en algunas librerías selectas. Las obras publicadas con editoriales (Candy City, Necronomicón Z, Estudio en Esmeralda, Sherlock Holmes y los zombis de Camford...) están a la venta en librerías convencionales, grandes superficies, etc. Basta con buscarlas en Google.

-No podemos finalizar la entrevista sin preguntarte por tu gran obra de investigación “Sherlock Holmes en España”, cuéntanos un poco sobre ella.

Son más de 600 páginas que hablan sobre pastiches de Holmes, sobre las primeras publicaciones del Canon Holmesiano en castellano, y sobre otros muchos aspectos del mundo de Baker Street. En este libro, el lector podrá averiguar que Sherlock Holmes ha cruzado espadas con personajes tan diversos como Xena la Princesa Guerrera y Skeletor (sí, el de los Masters del Universo), que hay cientos de pastiches escritos en castellano por autores tan célebres y variopintos como Adolfo Marsillach, Juan Perucho, Juan Benet, Paul Naschy (sí, el hombre lobo), Andreu Martín, Curtis Garland... Y que en una ocasión, tras el fin del mundo, Holmes y Moriarty unieron fuerzas para buscar a Dios y pedirle que rindiera cuentas. Esto, entre otras muchas cuestiones... Hace unos días, mi amigo Juan Carlos Monroy Gil, autor de La enciclopedia de Sherlock Holmes (obra fundamental y que recomiendo fervorosamente; a la venta en http://laenciclopediadesherlockholmes.blogspot.com.es/), me ha pasado el índice onomástico que ha elaborado sobre Sherlock Holmes en España, y son más de 3.500 referencias, que se dice pronto. En fin, mi libro se puede adquirir a través de mi web y cuesta 25 euros (sin gastos de envío dentro de España) aquí: http://albertolopezaroca.blogspot.com.es/2014/03/nuevo-sherlock-holmes-en-espana-25-euros.html


-Antes de terminar esta entrevista, nos gustaría que nos contaras algo sobre tus próximos proyectos literarios.

Ahora mismo estoy terminando la novela Sebastian Moran y la secta de los Siete Huevos, que se publicará por medio de un crowdfunding y que cuenta cosas como qué hizo Holmes durante su estancia en el Tibet, o qué papel desempeñaron los agentes de Diógenes en el Himalaya durante la década de 1870. Y de paso, desvelamos el origen (el verdadero) de uno de los villanos más importantes de la historia de la literatura de ficción. (Y, por supuesto, hay monstruos gigantes y otros más pequeñitos...) Las recompensas del crowdfunding están bastante definidas a estas alturas y creo que no están exentas de interés: hay lámina de Sergio Bleda y, en lugar de un Weird Western de la colección Bisonte Futuro, tendremos otra cosa que se titula Los seis Cthulhus de plata. Y más, más, más...

-¿Algo que quieras añadir?

Que hay más proyectos en danza: el Jakob: una historia de vampiros con Sergio Bleda, por ejemplo; y es posible que otra cosa con el enormísimo Vicente Cifuentes, donde recuperamos a un viejo personaje mío. Que habrá un Sherlock Holmes en España 2, pero que no tendrá la misma estructura que el primero. Que quiero recuperar otras obras ajenas, más allá del pastiche de Twain. Y que tengo mucho trabajo por delante.


-Y, bueno, poco más, muchas gracias por tu tiempo, este blog es tu casa, esperamos poder contar contigo para entrevistas futuras.

Gracias a ti, José Antonio, por hacerme un hueco. Un fuerte abrazo para ti y para todos tus lectores.




PD.: Si te ha gustado esta entrada, no dudes en seguirme a través de Facebook (https://www.facebook.com/ReinosdemiImaginacion), blogger o twitter (@joseherrera301). Y no dudes en comentar y/o compartir la entrada!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada